top of page

El arte marcial del Tai Chi Chuan.

El Tai Chi Chuan conlleva al igual que todas las demás artes marciales la filosofía que las caracteriza, pero hace una referencia más marcada en la lucha donde los practicantes deben estar siempre tranquilos, muy suspicaces, deben demostrar su superioridad, a pesar que la destreza física y técnica de los practicantes de Tai Chi la obtienen por medio del respeto, la protección a sus compañeros para evitar lastimarlos, en la realidad de un combate pueden causar daños irreversibles a sus contrincantes.


Por lo antes descrito el Tai Chi se diferencia de otros deportes de contactos, desde su inicio de las practicas entre los mismos compañeros, donde no existe la violencia física para evitar lesiones innecesarias, donde la fuerza y la velocidad no son ineludibles y la práctica del Tai Chi se manifiesta en patrones de pelea donde
los movimientos se realizan en base al fluir de los desplazamientos del adversario, es ahí donde los practicantes de Tai Chi desarrollan sus aptitudes y aprenden a reconocer las debilidades de su oponente.


La práctica del Tai Chi se puede realizar en parejas o de forma individual, por ser una práctica de movimientos finos, elegantes, armoniosos, lentos, el practicante puede dedicar un par de horas al entreno sin cansancio, cada vez enfocando sus habilidades en ir y venir de cada movimiento, teniendo una respiración relajada y
fluida, mezclando el ying y el yang, desarrollando su fuerza interna, armonizando con la naturaleza, convirtiéndose en una de las artes marciales más increíble y maravillosa del mundo.


¿De dónde obtiene entonces el Tai Chi la fuerza de sus practicantes, si su entrenamiento no es físico, ni tampoco el acostumbrado en las demás artes marciales? Para que los practicantes de Tai Chi obtengan el desarrollo de fuerza
física deben cultivar la energía interna, porque el desarrollo de la fuerza es interno siendo este concepto el que demuestra por qué no necesitan golpear sacos, hacer ejercicio físico extenuantes, saltar, correr o golpearse entre ellos, ya que esa energía interna es la que resulta del poder de la mente y el fluir de la energía interna, esta fuerza que se desarrolla es tan o más poderosa que la fuerza física adquirida por ejercicios físicos.


Además, se tiene que practicar el Chi Kung que está íntimamente relacionado con el Tai Chi, ambos desarrollan la fuerza interna intrínseca de cada practicante donde la respiración, la mente y el cuerpo deben fundirse en un solo movimiento, esto trae beneficios para la salud, ya que según la medicina tradicional china
difunde que estas prácticas pueden curar alguna enfermedad ya que estas se deben a un bloqueo dela energía interna en los canales energéticos del cuerpo. A pesar que estas prácticas están relacionadas no son lo mismo, así se dice que el Chi Kung también conocido como Qi Gong sirve para prevenir o curar algunas enfermedades lo cual aún no está comprobado científicamente, estas enfermedades son la osteoartritis, cáncer, fibromialgias, hipertensión, lumbalgia, asma, mejora la flexibilidad y el equilibrio, la depresión, problemas psicológicos, por medio del Chi Kung se aumenta el fluir energético y la fuerza del Chi interno.


El Tai Chi tiene un componente marcial y curativo y ayuda a prevenir y curar muchas enfermedades como el insomnio, reumatismo, depresión, hipertensión, problemas respiratorios como asma, fatiga, descansar o dormir mejor, mejora el tono y el ritmo muscular, fortalece el tren superior e inferior, fortalece las articulaciones, mejora la memoria, dolores musculares, oxigena el cerebro, la migraña, la gastritis, el nerviosismo.

bottom of page